CENTRO DE NEGOCIOS

La importancia de una buena imagen en el contexto empresarial

No hay segunda oportunidad para causar una buena primera impresión. ¿Cuántas veces has oído esa frase? La imagen que proyectamos dice mucho sobre nosotros. Y lo mismo ocurre en el caso de las empresas. A veces, puede que esa imagen que se refleja no se corresponda con la realidad. Sin embargo, es lo que los demás captan a primera vista lo que queda en la mente de cada uno.

buena imagen en el contexto empresarial

Si trasladamos esta premisa al contexto empresarial, la importancia de cuidar la imagen es aún mucho más importante. En la actualidad, la imagen que transmite una empresa es uno de los factores fundamentales para la toma de decisiones tanto de clientes, proveedores, entidades financieras y todo lo que la rodea. Independientemente del tamaño que tenga o del sector en el que se inserte. El valor de lo visual es lo que impera hoy en día.

Por eso mismo, la reputación de una empresa ya no depende solo de la calidad de sus productos o servicios, sino de todo lo que la engloba. Tanto es así que resulta fundamental proyectar una buena imagen corporativa de manera interna y externa.

Imagina que tienes en juego una venta de cientos de millones, ¿a caso te reunirías con los responsables llevando zapatillas de deportes o el pelo mal arreglado? Seguro que no. Pues lo mismo ocurre con el entorno en el que todo transcurra. El mínimo detalle, puede convertirse en un elemento diferenciador respecto a la competencia y que, por lo tanto, permita que tu negocio destaque por encima del resto.

¿Cómo influye el espacio de trabajo en la imagen de marca?

Como empresa, existen varios factores que influyen a la hora de mostrarse hacia los demás. Desde la vestimenta, la actitud que se muestra, el servicio al cliente o el lugar elegido para llevar a cabo una reunión.

Cuando hablamos de causar una buena imagen no nos referimos únicamente al aspecto individual de cada uno de los trabajadores, sino al de la empresa como conjunto. De ahí la importancia de asociar marcas personales y empresariales. La imagen corporativa empieza dentro de las oficinas de una empresa. Cómo se presenta hacia los demás.

En este caso, nos centraremos en el ámbito o lugar de trabajo y cómo éste puede influir positiva o negativamente en las relaciones laborales. Creemos que la oficina debe ser vista como un elemento más de marketing. Una forma de venderse y presentarse a los demás. Por ejemplo, una empresa que cuenta con buenas instalaciones y que esté digitalmente renovada, dirá mucho de su compromiso con respecto al trabajo.

 

una oficina con buena presencia
En este sentido, los centros de negocios ofrecen todo aquello que las empresas necesitan para proyectar una buena imagen. Poder disponer de todos los espacios necesarios será sinónimo de una empresa de calidad y de éxito. Despachos, salas de reuniones, salas de videoconferencia, salas de networking e incluso áreas de descanso. De esta forma, se conseguirá crear una imagen de seriedad y se dará un valor añadido a la imagen corporativa del negocio.

Otro punto a destacar es la importancia de trabajar en una oficina que esté adaptada a la personalidad de cada empresa y que transmita a primera vista sus valores. Por eso mismo, en TRCB ofrecemos oficinas completamente flexibles y adaptables a los ritmos de cada empresa.

Tener la seguridad de que el trabajo se desarrolla en un ambiente agradable y cómodo ayudará a que el negocio sea más productivo. Tener el control del lugar de trabajo significa mejorar el rendimiento. Si esto se cumple, la imagen de bienestar que se proyecta hacia los demás incidirá de manera considerable en los resultados.

Hay ocasiones en las que la actividad comercial solo se produce de forma puntual. Aun así debes seguir cuidando esa imagen de marca. En estos casos concretos, si no se necesita una oficina de forma permanente se podrá contratar un domicilio social o alquilar un despacho por horas y así conseguir proyectar una imagen profesional.

Más allá de lo meramente técnico, los centros de negocios también reportarán multitud de beneficios a la tarea diaria del empresario. Están formados por equipos de profesionales que ayudan a facilitar el trabajo y la gestión todos sus clientes. Y más si se trata de un centro de negocios cinco estrellas como TRBC. Todo esto, afectará positivamente en la imagen de marca de la empresa.

Para terminar, diremos que la creación de la imagen corporativa es parte de la estrategia de las empresas. Debe estar muy bien estudiada y trabajada por todos los miembros del equipo. Esta será la única forma en que puedan desmarcarse de la competencia.

Después de todo lo visto, ¿Es tu imagen corporativa un reflejo de lo que quieres que se asocie con tu empresa?

Si no es así puedes reforzar la imagen de tu empresa con nuestro centro de negocios. Llámanos al 954 90 40 90 o manda un whatsapp al 602 217 041 y te informaremos de todo sin compromiso.

Mientras tanto, puedes seguirnos a través de las redes sociales: Facebook y Twitter.
¡Hasta pronto!