Cada persona, cada profesional, tiene su ritmo y su forma de trabajar, pero, lo que está muy claro y es evidente es que todos necesitamos ser productivos a la hora de realizar nuestras tareas laborales, y que debemos tener más o menos controlados y adecuadamente gestionados, todos los factores que pueden incidir en dicha productividad siempre que esté dentro de nuestras posibilidades: nuestro estado de ánimo, nuestro estado de salud, y, por supuesto, el entorno de trabajo en el que nos encontremos, el lugar donde vayamos a realizar esas tareas.

El entorno de trabajo condiciona en gran medida nuestra capacidad de trabajo, de eficiencia y productividad, ya que necesitamos profesionalmente hablando, comodidad, concentración, tranquilidad y sentirnos a gusto, sentirnos parte de ese entorno y que podemos gozar de la dedicación que nuestro trabajo requiere.

Así, podemos decir que algunos de los principales los factores que influyen en un entorno de trabajo para que sea adecuado para nosotros serían:

  • El nivel de ruido: en un entorno ruidoso es imposible concentrarse. Necesitamos un lugar en el que los sonidos que provengan de fuera de nuestra oficina no sean molestos, de forma que nos permita centrar toda nuestra atención en nuestras tareas, sin distraernos con nada externo. A la hora de decidirnos por el alquiler de un despacho u oficina, debemos ser especialmente cautelosos en este tema.
  • El aire: la calidad del aire es muy importante, ya que si nos sentimos que el aire está viciado, puede resultar molesto e incómodo trabajar. Necesitamos que la “ventilación” del entorno de trabajo sea el adecuado, de forma que el aire sea un elemento más que nos ayude a trabajar.
  • Adecuación térmica: un buen entorno de trabajo debe tener una buena temperatura acorde a la época del año en la que nos encontremos. No podemos pasar ni calor ni frío, puesto que eso será un inconveniente más al no permitirnos estar cómodos.
  • La iluminación: quizá uno de los elementos más importantes a considerar en un entorno laboral. Las pantallas de ordenador, la documentación y, en general, el estar en la oficina, requiere que haya una iluminación adecuada, tanto artificial como natural.
  • Diseño de la oficina y distribución de los puestos: nos sentimos mejor en una oficina funcional y que permita a las personas que trabajan allí tener su puesto de trabajo acorde a sus necesidades profesionales: si la oficina no es cómoda, no está bien distribuida, si los puestos están muy juntos, no estaremos cómodos.

En TRBC somos muy conscientes de la importancia para las empresasprofesionales del entorno laboral para la productividad, por ello hemos creado un Centro de Negocios con los más cuidados estándares de calidad, pensados para que nuestros clientes disfruten de un entorno de trabajo, que trabaje por y con ellos: nuestros despachossalas de reunión y aulas de formación están totalmente equipadas con lo último en tecnología y un diseño moderno y funcional.

¡Ven a conocer TRBC!